domingo, 12 de febrero de 2017

Valencia.

Valencia.
Ejecución del canónigo Baltasar Calvo en la cárcel de Valencia.
Litografía de Manini sobre dibujo de F. Pérez. Ca. 1844.
Archivo José Huguet. Valencia.

Baltasar Calvo, canónigo de San Isidro de Madrid, llegó a Valencia el 1 de junio de 1808 y desde el primer momento intentó convertirse en el director de la rebelión contra los franceses.

Los ciudadanos galos que habitaban en la ciudad habían sido conducidos a la ciudadela para evitarles atropellos; pero el padre Calvo maquinó la toma de aquélla y el asesinato de los franceses allí retenidos con el fin de ganarse el favor popular. El 5 de junio al atardecer la ciudadela fue tomada y de resultas de ello fueron asesinados entre 300 y 400 súbditos de Napoleón.

El 7 de junio, la junta de Valencia, que empujada por el miedo lo había acogido en su seno el día anterior, decidió decretar el arresto del padre Calvo y su inmediato traslado a Mallorca para evitar la respuesta de la población.

Condenado a muerte por unanimidad, el "Robespierre de Valencia" fue agarrotado en la cárcel de dicha ciudad a las doce de la noche del 3 de julio de 1808, siendo expuesto su cadáver al día siguiente en la plaza de Santo Domingo (sita frente a la ciudadela) con una inscripción que decía: "Por traidor a la Patria y mandante vil de asesinos".




No hay comentarios:

Publicar un comentario