sábado, 8 de julio de 2017

Barbastro (Huesca).

Barbastro (Huesca).
Nuestra señora del Pueyo.
Reproducción de un antiguo grabado Bizantino en cobre en 1970.
Barbastro (Huesca).
Imagen de la Virgen del Pueyo,patrona del Somontano.
Esta imagen es una copia de una que fue antiguamente robada.
Monasterio nuestra señora del Pueyo.

La aparición de la Virgen se data en el año 1101, un año después que el rey Pedro I conquistara la ciudad que por siglos había estado en poder de los sarracenos, desde el año 711.

Un pastor, llamado Balandrán, natural de Morilla de Ilche, estaba apacentando un pequeño rebaño en el Pueyo. De repente llamaron la atención del pastorcillo unos resplandores que emergían de entre las ramas de un almendro. Allí estaba Ella, la Reina de los cielos, que le cegaba y le abría los ojos con su resplandor. Y le transmitía un mensaje, que él, Balandrán, tenía que transmitir al Concejo y a la Ciudad entera de Barbastro. Ella, la Virgen, se lo ordenaba. Y él, Balandrán, no podía negarse. El cielo había hablado.

Pronto, según el deseo de la Virgen se levantó una capilla en la cumbre del montecillo, al lado mismo de donde se hallaba el almendro de la aparición, santificado por la presencia de la Virgen. Acababa de nacer el Santuario de El Pueyo.
La palabra “pueyo” procede del vocablo latino pueyo atardecer“pódium”, que, a su vez, deriva del griego “podion”, que significaba una altura o elevación del terreno. El podio olímpico ha conservado el sonido y grafía de la palabra griega. En catalán y en valenciano se dice “Puig” o “puche”; en francés y en vasco-navarro “puy”; en italiano “poggio”…

El “Pueyo de Barbastro” alcanza 603 metros sobre el nivel del mar. Constituye un peñón de roca caliza, de figura cónica, que se yergue solitaria, en la llanura vastísima del Somontano…

Información extraída de este enlace: http://santuariodelpueyo.verboencarnado.net/historia/



No hay comentarios:

Publicar un comentario